Foro digital en la época del pluralismo epistémico


Natalia V. Zenenko*

Anna V. Bocharova**

Resumen. El estudio radica en el intento de revelar los vínculos filosóficos, politológicos, sociales y culturales que unen el discurso del foro digital como un sistema glocal, complejo y oscilante, a través del análisis multidisciplinario. Los medios digitales de información proponen a los usuarios de Internet crear un simulacrum del mundo real, que va desarrollándose según sus propias leyes y representa una nueva forma de interacción, cuya función crucial es realizar el proceso de retroalimentación crear y alimentar un diálogo universal social. Reflejando el panorama político mundial y los temas más tensos a través del espejo virtual, los foros se convierten en una actividad social que puede hacerse instrumento cognitivo para verbalizar, y lo que más importante, manipular la realidad, lo que instala nuevos desafíos para la ciencia de hoy.

Palabras clave. Fórum digital, los medios de comunicación, diálogo, intertextualidad, cronotopo.

Digital forum in the age of epistemic pluralism

Abstract. The study emphasizes on the attempt to reveal the philosophical, political, social and cultural links of the digital forum discourse as a glocal, complex and oscillating system, through the methods of multidisciplinary analysis. The digital information media propose to Internet users to create a simulacrum of the reality, which is developed according to its own laws and represents a new form of interaction, attributed an especial function to provide the feedback process to create and feed a universal social dialogue. Reflecting the global political trends and the tensest issues through the lens of virtual Reality, the forums have become a kind of social activity, a cognitive instrument to verbalize and manipulate the reality, a new challenge for modern Science.

Key words. Digital forum, media, dialogue, intertextuality, cronotopo.

DOI: http://dx.doi.org/10.29092/uacm.v17i44.803


Sabe el artista o no, quiere el artista o no, pero si es un artista auténtico,
el tiempo – “tiempo generalizado”, – la época,
dejará su sello en sus libros, no le dejará vagar por el mundo a solas,
igualmente, el artista no la dejará a la época,
la plasmará en sus libros de manera imborrable.
Arsenij Tarkovskij

Introducción

Nosotros vivimos en el mundo que cambia a grandes velocidades y se maneja con grandes velocidades. A estas alturas vamos a la época globalizadora, donde los prefijos “inter” y “multi” se han convertido en una especie de salvaguarda epistémica. Todos los sistemas sociales, al igual que artificiales, se hacen más abiertos y como consecuencia la ciencia va haciéndose más participativa por lo que pone las investigaciones humanitarias en relación de interdependencia.

La comunidad global se fomenta en el contexto de la situación complicada y contradictoria de todos los procesos sociales, los cuales ahora –a principios del siglo XXI– han recibido un nuevo impulso con el progreso científico-técnico y la universalización de la red Internet como un enlace comunicativo e informativo más generalizado en un mundo global. Entre diferentes motores de este proceso del intercambio parece obligatorio mencionar la implementación en el paradigma epistémico este nuevo canal de comunicación que ahora representa la manera más innovadora no solo del tránsito de la información, sino de la transfusión socio-cultural en el área virtual.

Los medios digitales de información les proponen a los usuarios de Internet crear un simulacrum del mundo real, que va desarrollándose según sus propias leyes y representa una nueva forma de interacción, un diálogo mundial. Tales ágoras –foros digitales– modelan una nueva plataforma de realizar las técnicas comunicativas, optimizando la esfera virtual para quienes la usen, lo que abraza los distintos niveles del hundimiento humano en el mar de ondas electromagnéticas. Así los estudios de esta materia no pueden ser completados desde el punto de vista de una sola disciplina.

En nuestra investigación resaltamos el foro digital como un simulacrum de las culturas naturales, que organiza su propio ambiente políticamente correcto, socialmente adoptado, un área donde se crea un idéntico cronotopo discursivo (Bajtín, 1989), cuya unidad “espacio-tiempo” se hace un producto vivo de la comunicación intercultural.

El objeto de nuestra investigación consiste en realizar un análisis profundo y multidisciplinario de los rasgos característicos del foro digital como un discurso complejo que refleja el panorama político mundial e indica los temas más tensos a través del espejo virtual.

La actualidad del estudio que la determina la necesidad de implicar los criterios de la ciencia pluralística a realizar un análisis complejo para interpretar el discurso del foro digital como actividad social que puede hacerse el instrumento cognitivo para verbalizar la realidad.

La novedad científica de la investigación radica en el intento de revelar los vínculos filosóficos, politológicos, sociales y culturales que unen el discurso del foro.

La metodología de la investigación se centra en el análisis discursivo del foro digital como plataforma multiaspectual, enriquecida por los estudios estadísticos y el análisis de contenidos que se enfoca a la investigación cognitiva y pragmática de los comentarios y los conceptos clave que modelan el ciberespacio discursivo de la comunicación virtual.

Como material empírico se estudian textos discursivos del foro del diario El PAÍS digital, por lo que la ideología e interfaz de este recurso electrónico nos permite determinar más claro las tendencias actuales que reflejan al mismo tiempo lo global y lo local que coexisten inseparables en un ámbito nuevo, que fue creado en el espacio artificial para transformar el espacio real. Al resumir los datos de los portales estadísticos y las agencias analíticas, se debe tener en cuenta que ELPAÍS tiene el formato electrónico desde el año 1996 y mantiene el liderazgo en la esfera de los periódicos digitales en español por su presencia en el Internet.

Para investigar el foro en el espacio del Internet, que va más allá tan impetuoso como el pensamiento de Albert Einstein y tan imprevisible como sus descubrimientos, nos parece importante elaborar los rasgos cruciales del foro a través del prisma de filosofía, sociología, cultura y política.

Tras establecer las constantes específicas del discurso del foro digital, que abarca los distintos ámbitos epistémicos, en el artículo se formulan conclusiones que resumen los resultados a que se llega a raíz de la investigación.

Independiente siempre, aislado nunca

El problema del pluralismo con la multitud de sus conceptos y críticas se ha convertido en uno de los más discutidos en el área científica. No es correcto comparar el pluralismo epistemológico con el descubrimiento de América o la imitación de Occidente, es una nueva arista de la reflexión dialéctica, la respuesta a los desafíos del mundo contemporáneo, en el cual la ciencia va a ser independiente siempre, aislada nunca.

En este sentido, el método de investigación ideal es aprovechar los recursos, que provienen de diversas disciplinas con el fin de resolver la discordia de una ciencia gomogénica. La lógica se convierte en un instrumento también liberador, que cumple la tarea de unidad, donde las fronteras disciplinarias se tornan borrosas, “repudiando” a la metafísica tradicional, y para lograr éxitos dentro de la ciencia es preciso tomar en consideración la multiplicidad de las disciplinas científicas de un modo tal que puedan comunicarse entre ellas (Ramírez, 2006, pp. 81-82).

A estas alturas hablamos sobre una nueva etapa del desarrollo del diálogo universal metafísico que se transforma en un diálogo de saberes. Así los autores del libro “Ciencias, diálogo de saberes y transdisciplinariedad” entienden el diálogo de saberes como “la relación mutuamente enriquecedora entre las personas y las culturas, puestas en colaboración por el destino compartido” (Delgado, 2016, p. 17).

De ese modo, el diálogo entre diferentes formas y sistemas de conocimientos va desarrollándose más bien en el área que permite “apreciar recíprocamente de qué manera las prácticas localizables se relacionan con valores éticos específicos y de cómo estos están articulados a una comprensión globalizante de la relación entre vida social, natural o material y espiritual” (Rist, 2002). El intercambio epistémico comienza a ser leída de otra manera, “ante la explosión de los estudios poscoloniales y la crisis del paradigma estructural, en una época marcada por la quiebra de los sistemas totalizantes, la clausura de la representación y la renuncia a desarrollar paradigmas críticos desde visiones eurocéntricas de la cultura” (Ruiz, 2010, p. 87).

Puesto que el desarrollo del conocimiento es un proceso multipolar y que “los motivos auxiliares posibilitan la toma de decisiones cuando éstas son necesarias, las decisiones en el ámbito de la ciencia no pueden desprenderse de la vida práctica” (Ramírez, 2006, p. 83). Según los estudios modernos, el sentido de la ciencia actual, adoptando a nuevos desafíos del pluralismo epistémico, abandona la trampa del campo de la ciencia administrativa y se pone a cultivar la ciencia anti-administrativa o anti-ortodoxa. De alguna manera, la epistemología pluralista es heredera de la filosofía pragmática. Así, los varios filósofos del siglo XX y XXI (Husserl, Karl Popper, John Eccles, Cliford Geertz, Otto Neurath y etc.) “especulan en torno a distintos niveles de percepción de la realidad y de realidades multidimensionales por oposición a las teorías utilitarios” (Delgado, 2016, p. 203).

Debido a la globalización de la economía, las ciencias y la tecnología y la localización de los conflictos y las demandas sociales, así llamada realidad virtual desborda los límites de la esfera tecnológica e informática y se traspasa a la esfera metaepistémica multidisciplinaria, demostrando en práctica, que nuevos medios de comunicación no solo son trucos mecánicos para convertirnos en demiurgos de nuestros propios mundos de ilusiones, sino nuevos microcontextos atribuidos con los medios excepcionales de expresión. Los nuevos canales de comunicación hacen más transparentes las fronteras entre lo global y lo local, creando una mezcla de dos fenómenos mundiales simultáneos que une el término complejo “glocal” y el nombre elaborado “glocalización”.

El análisis de los estudios demuestra que la base conceptual de la convergencia interdisciplinaria en la investigación de los medios de comunicación fue establecida por Marchal McLuhan y descrita en términos de implosión. En general, el concepto implosión, que significa la desaparición de los límites y la erosión de las fronteras entre diferentes áreas, se utilizaba para explicar los intercambios entre varios sistemas (sociales, políticos, biológicos y muchos otros). En particular, McLuhan empleaba el término para explicar el desarrollo de los sistemas de comunicación híbridos en el espacio virtual mediante la transferencia de datos en formato electrónico, la integración de estas áreas previamente independientes entre sí. W. Mitchell y P. Lippert fomentaron sus ideas y fueron los pioneros de la ciencia virtual, quienes compararon el espacio de la comunicación del Internet con una ágora griega – reunión de los ciudadanos donde se reina “libertad de palabra” (Mitchell, 1995; Lippert, 1997).

Hoy día, los medios digitales de información les proponen a los usuarios de Internet crear su propia ágora con derecho de expresión y flagelación, foros digitales. Especialmente los foros, transferidos a esta esfera tan fructífera, forman la opinión pública, rompen los estereotipos, crean los ídolos, formulan los principios de comportamiento, dispersan los mitos viejos y crean los mitos nuevos.

Por lo tanto, los métodos de investigación del foro digital deben tomar en cuenta la médula socio-atropocéntrica del fenómeno, que demuestra en práctica las tesis de lo que “los nuevos medios no son solo trucos mecánicos para crear mundos de ilusión, sino también nuevos lenguajes con nuevas y únicas fuerzas de expresión” (McLuhan, 1962) y “cualquier espacio supuesto por el hombre no existe fuera, sino por dentro de los límites de lo social” (Bekarev, 2006, p. 283).

Foro como un ámbito de filosofía

El foro, en términos filosóficos, se revela como un entretejido de miles conciencias, cuya coexistencia está inseparable del cierto discurso particular con sus propios parámetros temporales y espaciales. Desde estas alturas las peculiaridades del foro como una arena pública del discurso denso y descentrado crean un cronotopo discursivo, complejo y oscilante, que revela el mosaico de los cronotopos particulares, personalizadas y localizadas.

En nuestra investigación usamos el concepto “cronotopo”, que fue introducido por primera vez por Mijaíl Bajtín para determinar la unidad de las características espacio-temporales de un texto literario. Bajtín extrapoló la noción de la física para subrayar el carácter indisoluble del espacio-tiempo, las categorías que se configuran como un producto de la vinculación con el movimiento y la materia.

El filósofo de la lengua considera el tiempo y el espacio así:


A la intervinculación esencial de las relaciones temporales y espaciales asimiladas artísticamente en la literatura [...] Este término se utiliza en las ciencias naturales matemáticas y fue introducido y fundamentado sobre el terreno de la teoría de la relatividad (de Einstein). Para nosotros no es importante ese sentido especial que posee en dicha teoría; nosotros lo trasladamos aquí a la teoría literaria, casi como una metáfora (casi, no totalmente); nos importa la expresión en él de la indivisibilidad del espacio y el tiempo (el tiempo como la cuarta dimensión del espacio). Entendemos el cronotopo como una categoría formal y de contenido de la literatura (Bajtín, 1989, p. 269).


El cronotopo en el Internet se convierte en un símbolo de la intertextualidad viva y da la respuesta a la pregunta clave de Laszlo: ¿Será posible acaso que nosotros, como humanos, vivamos y flotemos en realidades múltiples sin estar conscientes de ello? (2003). Por supuesto, sí.

El cronotopo discursivo es una forma natural de despliegue del continuo espacio-tiempo, que se revela más rigurosa y pintorescamente en las condiciones de la comunicación virtual, donde cualquier ser humano puede ser involucrado en el diálogo, y el foro es un ejemplar ilustrativo de esta tendencia tan corriente. En el proceso de acumulación de la experiencia cognitiva de la percepción del texto, los usuarios del foro acumulan una memoria asociativa, ya que cada texto contiene algunas referencias al pensamiento asociativo del receptor: referencias a eventos, alusiones, comparaciones, que forman un sistema de imágenes y símbolos interconectados.

En el acto de percepción del texto los circuitos de memoria se activan en la mente del destinatario, lo que hace posible reconocer cronotopos gramaticales y literarios, manifestados por el texto inicial y representar la reacción –escribir los comentarios– nuevos textos, que se revelan sus emociones con sus propios microcronotopos individuales que están objetivamente asociados entre sí, pero caracterizados por las asociaciones independientes.

La combinación de microcronotopos forma la dinámica del desarrollo del cronotopo discursivo del foro. El cronotopo del foro digital une varios trozos de memoria local y global, los entreteje en una mezcla viva y tornasolada, que creamos a sí mismos sin darse cuenta de que todos nosotros somos un átomo particular del diálogo universal de las culturas.

El análisis del foro periódico electrónico ELPAÍS digital muestra que el desarrollo del cronotopo discursivo se convierte en el componente principal de la organización y mantenimiento del diálogo. La “materialización” secuencial de la intertextualidad de cada actor individual (o un grupo de actores) contribuye al progreso de la interacción dialógica. La reacción comunicativa de los actores al texto inicial del artículo se desarrolla linealmente, empujando los límites del “horizonte de eventos” en proporción a la actualización de las cadenas asociativas individuales.

El mundo virtual del Internet no tiene los límites, las categorías filosóficas “espacio-tiempo” están haciendo más tangibles lo que dicta los parámetros de la estructura del cronotopo del foro – la hace más transparente y abierta. Se refiere no solo al hecho de que la disponibilidad de información no depende de la localidad geográfica del usuario del Internet y la hora biológica, sino al hecho que el cronotopo del foro actualiza la experiencia personal del usuario, sus emociones y opiniones enredadas con la multitud crónotopica de su vida real. El prototipo del mundo que existe en el marco de “aquí y ahora” es un ejemplo único de relaciones organizadas de acuerdo con el principio de la rizomorfia como la base de la realidad virtual.

En lo que se refiere lo dicho antes, recordamos la obra fantástica del escritor argentino Julio Cortázar Historias de cronopios y de famas (1962), los personajes de la cual –los cronopios– con su actitud y sus costumbres parecen mucho a los usuarios del foro, por lo que cómo ellos crean la dinámica del cronotopo virtual, lo condimentan con sus memorias y asociaciones:


Los cronopios, en cambio, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: «No vayas a lastimarte», y también: «Cuidado con los escalones». Es por eso que las casas [...] de los cronopios hay gran bulla y puertas que golpean. Los vecinos se quejan siempre de los cronopios, y las famas mueven la cabeza comprensivamente y van a ver si las etiquetas están todas en su sitio (Cortázar, 1962, p. 67).


Cuanto más grande es el sistema biológico –más lento, cuanto más grande es el sistema social– más rápido. Primeramente, también parece que el conjunto de los recuerdos, exclamaciones y narrativos de actores del sistema tan grande y complicado como el foro se crea una realidad tanta desordenada como tibia y las asociaciones a veces los llevan a las junglas del espacio-tiempo casi irreales. Pero, es una ilusión, cada sociedad se desarrolla según las leyes y reglas, por eso es importante particularmente estudiar el foro desde la perspectiva del ámbito social.

Foro como un ámbito social

Los foros de periódicos digitales tienen como el objetivo establecer las relaciones dialógicas entre varios grupos sociales y diferentes representantes de la esfera pública, es decir, optimizar el proceso de la comunicación de sus usuarios, crear el auge de retroalimentación. Al iniciar el diálogo multiactual y multifuncional de imágenes, pensamientos y deseos, los dispositivos actuales generan y apoyan la vida de un nuevo claster de características y calidades de la sociedad moderna que está incorporada en el proceso del intercambio glocal.

Vivimos en el mundo donde “el internet ya no es una puerta, sino más bien una conversación, un salón, un conjunto de salones y de conversaciones” (Corval, 2010, p. 13). Así, un lugar especial en la evolución científico-técnica se ocupan los medios de comunicación, que, adaptándose a los desafíos de la era posmoderna, se reencarnan en un nuevo espacio de miles conversaciones, se sufren una metamorfosis, se revelan en una nueva calidad y abren nuevas oportunidades a toda la sociedad.

Dicha metamorfosis tiene como el rasgo principal el desarrollo de la interacción dialógica en la dinámica discursiva del Internet. Si los medios de comunicación tradicionales mantienen un formato de la comunicación monóloga, y los fragmentos dialógicos (entrevistas, conversaciones y etc.) no prevalecen, el Internet va convirtiéndose en el espacio del diálogo infinito y la mayoría de consultas informativas y conversaciones diarias se realizan a través del espeso de un dispositivo. En otras palabras, el presente y el futuro de los medios de comunicación ya se juegan en un dispositivo presuntamente inteligente que parece haberse convertido en apéndice del ser humano del siglo XXI (Elola, 2015). Los medios de comunicación modernos tienen que acomodarse a nuevos desafíos para no perder en audiencia.

El complejo de los medios de comunicación digitales no se efectúa en un vacío aislado, sino en el espacio elaborado por el contexto del acto comunicativo, cuyos componentes influyen en los parámetros del discurso. La dirección editorial decidirá a diario qué contenidos se abren a comentarios. Esta selección se hará con criterios de valor informativo y siempre que resulte posible gestionar una moderación de calidad. La lista de contenidos abierta a comentarios aspira a ser lo más amplia posible y a estar en permanente actualización.

Según el análisis de ComScore MMX, el medidor oficial del mercado, El PAÍS batió en agosto del año 2017 todos los récords de audiencia digital en España, el diario ha alcanzado los 19,8 millones de usuarios únicos mensuales. En Internet, El PAÍS no solo es el primer diario en España, sino que además mantiene un sólido liderazgo como medio en español más leído del mundo, gracias a su consolidación en América, adonde dedica un portal de noticias en español y otro en portugués para Brasil. Además, el diario tiene redacciones en Estados Unidos, México, Colombia, Argentina y Brasil (El País, 2017).

Muchos periódicos de hoy, luchando por la atención de la audiencia, en su “carrera de armamentos” suelen usar los medios casi cursis, dando paso a un terreno pantanoso al caer en los temas pincha-pincha –la jerga del sector– temas curiosos y ligeros con elementos de sexo y escándalo artificial. Pero como afirma Jorge Rodríguez, redactor jefe de la sección de El PAÍS digital: “Elaboramos nuestro menú informativo con los criterios de calidad de siempre y apoyamos la cobertura de aquellos en los que vemos que existe un interés del lector” (Elola, 2015).

La investigación del foro nos demuestra que el funcionamiento e influencia de sus características comunicativas revelan su potencial socializador. Uno de los aspectos más importantes que caracterizan este potencial es situación comunicativa, que se denomina al conjunto de los elementos, los cuales podemos estructurar según la temática de nuestra investigación:

lugar de comunicación – el foro del diario El PAÍS digital;

objetivo de comunicación – autoexpresión a través de la presentación de la información;

tono de comunicación – estilo funcional tiene puntos comunes con el publicista y oficial;

medio de comunicación – escrito distante;

forma de comunicación – mensajes sin límite de los símbolos y la posibilidad del uso de vídeo, audio y foto.


Además, debe mencionar características auditorioles e ideológicas del portal que son los aspectos clave que nutren las técnicas y las formas de la adaptación social individual, realizando los programas de escenarios comunicativos.

Así como los fundadores de El PAÍS digital determinan su obra predilecta como el diario de gran calidad con la audición europea, creado para defender la democracia pluralista, nos parece relevante representar el retrato del típico usuario, el símbolo de la sociedad unida del foro, quien absorbe los rasgos característicos tanto globales, revelando las tendencias universales de la moda contemporánea, como locales que demuestran las peculiaridades de un cierto foro como sociedad autonómica.

El típico usuario de El PAÍS digital:

es de género masculino;

es representante de los intelectuales de la clase alta;

tiene de 30 hasta 45 años de edad;

es licenciado universitario;

tiene la actitud activa ante la vida;

pasa en Internet cuatro veces más tiempo que un usuario no registrado en el foro.


Pues lo significa que el usuario de El PAÍS digital –ciudadano activo y educado– se encuentra absolutamente involucrado en todo lo que atañe a la comunidad en la que vive y participa en todo cuanto es de rigor. Le crea obstáculos para una persona de otro grupo social incorporarse en la comunicación en este portal digital.

Foro como un ámbito cultural

Además, el foro digital se sujeta no solamente a las formalidades del sistema social, sino también es un sistema que a sí misma fórmula los criterios excepcionales culturales. La fenomenología de los foros es complicada y multicapa y va más allá de las categorías de una sola unificada “cultura virtual”.

Muchos científicos consideran como la mayor característica de la comunicación en la red su apertura. Sin embargo, para determinar precisamente el tema del ámbito cultural del foro digital tenemos que recurrir al concepto del club cerrado. Si quieres entrar, no debes ser un ordinario quien solo sabe expresar su punto de vista con pocas palabras y signos de exclamación. La filiación al club impone obligaciones y deberes, y sus puertas están abiertas para los que saben presentar su opinión de manera original, actual y lo que más importante-intelectual.

Según el análisis de mensajes de los usuarios que expresan su opinión, comentando los artículos de El PAÍS digital, notamos que el estilo de estos comentarios se distingue de muchos otros foros o chatos en la red, lo que nos demuestra la peculiaridad de su propia cultura excepcional. Los comunicantes no se tienden usar el estilo coloquial, se aferran el oficial y publicista, que hacen sus textos tan parecidos a los textos de los artículos que comentan.

El modo de regular la comunicación y al mismo tiempo un mecanismo para crear criterios dominantes de la cultura de comunicación en los foros es reglamento. Los estudios de los foros digitales en el Internet muestran que así llamados reglamentos se elaboran en el proceso del impacto de la administración del recurso mediático (reglamentos externos) y del impacto de la audiencia del recurso mediático (reglamentos internos).

La presencia de la administración y la audiencia, que ejecutan el papel de los árbitros improvisados de la vida del foro, está fijada explícitamente por cada usuario y no depende de lo que si la reacción comunicativa de los “observadores silenciosos” sea activa o implícita. En cierta medida esto afecta a la comunicación en general, la elección de las fórmulas del hablar y la organización de su ámbito en el aspecto cultural.

EL PAÍS quiere favorecer la participación de los lectores a través de comentarios en los contenidos que publica en su web, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión. El objetivo es ofrecer al lector una plataforma de debate y discusión amparada por “principios y normas de participación”. Así los elementos del reglamento externo, directamente correlacionados con el componente textual, incluyen los ítems número 3, 4, 6, 7, 8, 9. En el ítem 7, por ejemplo, se indican las reglas para la presentación visual del texto, su perfil sintáctico (7. Los mensajes escritos en mayúsculas serán rechazados). Al mismo tiempo, el resto de los criterios descritos en las cláusulas del reglamento tienen como objetivo especificar las reglas y normas que codifican el uso de marcadores léxicos y gramaticales y las posibilidades de variación temática.

Esta parte de la cultura del foro se revela principalmente en la sintaxis, y por otro lado aborda en menor medida el aspecto léxico, descubriendo de manera siguiente:

coherencia y argumentación;

construcciones sintácticas complicadas;

oraciones de participio y gerundio;

textos de gran tamaño;

abundancia de la terminología (que determina el tema del artículo comentado);

tópicos;

abreviaciones y conjunciones complicadas;

referencias e hiperenlaces.


También se debe tener en cuenta que las regulaciones externas no solo funcionan como mecanismos represivos de influencia, también hay un sistema de recompensa para aquellos actores que tienen un historial “limpio” de publicación de textos: su perfil de cuenta se destaca gráficamente, el estado del usuario cambia (Usuario destacado), y se les da prioridad en la resolución de temas controvertidos.

Además, como hemos destacado, en la cultura de usuarios existen los reglamentos internos, que se formulan en el nivel de la audiencia. Así, según el redactor jefe de El PAÍS digital, la mayoría de los involucrados en la discusión se posicionan como personas intelectuales, inspirados por el lema aristotélico La metáfora es un atributo de lo genial. Los usuarios recurren a los tropos, disminuyendo gradualmente el valor de los medios gráficos y ortográficos para expresar sus emociones. Además, con los proverbios, refranes, expresiones fraseológicas los comunicantes tratan de expresar su opinión y corresponder a la cultura actual.

Como el efecto de los reglamentos internos, cabe apuntar la reducción de la cantidad de faltas ortográficas. El progreso tecnológico de dispositivos que permite activar la corrección y redacción automática del texto es una de las causas principales de esta tendencia. Y otra causa, que puede ser aún más importante, es lo que hacer unas faltas típicas se considera como ignorancia en la cultura de usuarios, se nota y se burla de todas maneras:


Pues si es perfectamente válido [con uve y no con “b” de burro”] cita bases de datos donde se avale dicha palabra, nada más que en Wikipedia que no es aval de nada. ¿Qué me vas tú a corregir cuando escribes “balido” cuando es válido? Antes de enseñar hay que aprender.


La maquinaria rusa ganó la batalla ‘online’ del referéndum ilegal

(Castro, 2017)


“empesemos”. ¿con “s”?

Rusia está ocupando instalaciones militares soviéticas en el Ártico (Cebrían, 2017)


Por lo menos en Cataluña los escolares saben escribir convenzo y no como tú que escribes convezco. Vente para Cataluña y aprenderás castellano.

El Kremlin habla de ataque informativo al PAÍS y denuncia “putinofobia” (Bonet, 2016)


La administración del foro asume las funciones de regular la comunicación que son inapropiadas para las reglas y normas del comportamiento de los participantes. En caso de violación de estas prescripciones reglamentarias, se toma una decisión como sanción para eliminar textos que son inadecuados para la norma prescrita y/o para bloquear la cuenta del actor. A su vez la audiencia también influye en la cultura del foro, puede quejarse a la administración o establecer nuevas normas y reglas.

La política de moderación garantizará la calidad del debate, que deberá ser acorde con los principios de pluralidad y respeto de EL PAÍS recogidos en su Libro de Estilo. El periódico será muy estricto a la hora de rechazar opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables. Lo que más interesante no solo la administración tiene su política apropiada, la influencia a la política puede ser un producto del diálogo del foro, de la interacción de sus lectores, de solo una palabra escrita.

Foro como un ámbito político

El concepto de la opinión pública, como casi todas las nociones políticas, es polisémico y ambiguo. Este proceso permite aludir con sentido unitario a las estructuras y procesos políticos y administrativos que hacen a la implantación y cumplimiento de las leyes, el ejercicio de los derechos y garantías, el acceso a bienes y servicios y los demás resguardos comprendidos en la idea de cosa pública. Engloba, por así decir, los procesos relativos a idear propósitos, planificar su logro, organizarse a tal fin, ejecutar las actividades, controlar desempeños, evaluar resultados, reprogramar y aún reflexionar críticamente, en forma individual y colectiva (Schmukler, 2017).

Los medios digitales de información les proponen a los usuarios del Internet crear su propia ágora con opción de comentar y expresar su punto de vista, que a su propia manera refleja el contexto político actual. Los medios de comunicación masiva sufren los cambios semánticos, porque la transmisión deja de ser unipolar y en el contexto de la prensa digital se realiza la retroalimentación que crea la oportunidad de poner el dialogo local en el nivel global. Debido a los anteriores factores, también cabe subrayar que todos los medios de comunicación masiva automáticamente se sintonizan transmitir la información siguiendo el esquema:


(autor) remitente —> (auditorio) destinatario

(auditorio) destinatario —> (autor) remitente


Sin embargo, el objeto de la comunicación en el contexto de los periódicos digitales es audiencia, que no es un testigo callado, sino organismo vivo, y por eso inmediatamente reacciona a cualquier “irritante exterior”. Aquí el concepto de retroalimentación se realiza en el proceso de la comunicación, generando el cambio irreversible de un objeto en un sujeto de la actividad. No solo el autor de un mensaje del foro puede convertirse en un objeto de la crítica del auditorio, sino los políticos, partidos, leyes y etc.

Así se realiza la retroalimentación que representa nuevas posibilidades para participar activamente en el proceso de reporte, facilitando el intercambio de experiencias, éxitos y desafíos, con miras a fortalecer las políticas gubernamentales y las alianzas de todas las partes interesadas para la implementación de los objetivos de desarrollo sostenible, los usuarios pueden influir en la política real.

Aquí los fenómenos contemporáneos como E-politics y E-democracy se hacen más populares y más abiertas para la sociedad. El foro digital con la capacidad de suministrar y abonar la retroalimentación pública permite activar la reacción de la audiencia, completar las estadísticas, pronosticar las consecuencias de las actividades políticas. Sus herramientas otorgan la esperanza de un avance en los procesos democráticos y hasta una renovación de nuevos sistemas políticos. Debido al proceso de la glocalización, los medios de comunicación masiva (especialmente los foros) crean las condiciones para revitalizar la democracia, proclaman la democracia electrónica. Como escribe Xavier Corval en su artículo “Desafíos y logros de la democracia electrónica”:


La noción de democracia electrónica evoca un campo de expresiones y de expectativas en el que se encuentran tres dinámicas: las tecnologías (las Tics), las prácticas sociales (las de la sociedad numérica, la sociedad de la información y de la comunicación), y las voluntades políticas de diferentes actores. Se están experimentando numerosos dispositivos para desarrollar una democracia más participativa, instaurar una nueva cooperación entre el ciudadano y la autoridad pública o modificar la relación de fuerza gobernantes/gobernados, por ejemplo: La nueva ágora igualitarista y colaborativa que se hizo posible gracias a la expansión del internet fue percibida en los años 90 como el camino hacia una transformación radical de la relación entre gobernantes y gobernados (2010, p. 9).


La realización del potencial del foro digital puede dar la posibilidad de responder a los desafíos de la época y lograr los objetivos políticos, enfocándose en tres tipos de expectativas:

mejorar la transparencia de la difusión de la información de alta calidad;

multiplicar las formas del diálogo abierto, de debates y discusiones;

involucrar a los ciudadanos en los procesos de tomar las decisiones vitales.


En el plazo político, esta nueva arista del diálogo mundial hace que la democracia se cuestione nuevamente a sí misma y, cualquier foro digital, a pesar de sus peculiaridades sociales y culturales, potencialmente amplia el espacio democrático y los medios de comunicación contemporáneos “que sean institucionales o no, que den preferencia a la proximidad o a la diversidad de opiniones y opciones, son el sustrato potencial para el crecimiento de la participación” (Corval, 2010, p. 13).

La capacidad de mantener el ámbito de la retroalimentación convierte los medios de comunicación en un espacio de conversación, da a la luz al “cyberciudadano”, que está enchufado a la estructuración del debate y por lo tanto espera ser mejor consultado y escuchado.

Para ser escuchado, hay que hacer número creando el máximo de “conversaciones” sobre un tema. Este “poder del número” constituye un nuevo poder de interpelación: las redes sociales, los blogs (dentro de los cuales el blog político y el blog del periodista ciudadano constituyen categorías particulares), los twits, todos estos “micro-medios de comunicación” son nuevas modalidades de participación que permiten la defensa de una causa, la protesta política o el testimonio, y son utilizado para contabilizarse, medir su poder y definir una posición (por ejemplo, el pacto de Copenhague). El “individualismo conectado”, que caracteriza la vida privada y la vida profesional, se reencuentra en las formas de compromiso político del “cyberciudadano”: la militancia política en línea es más flexible, contractual y pragmática (Corval, 2010, p. 13).

Conclusión

Si antes el espacio virtual lo consideraban como un sitio de información, hoy día esta determinación va cediendo un paso a nueva imagen de la Internet como un enlace comunicativo de crucial importancia para la comunidad moderna.

Debemos darnos cuenta en lo que este desarrollo en la red amplía no solo los horizontes de la comunicación, sino de la manipulación. Si antes las técnicas de manipulación se elaboraban en el nivel del texto de artículo, hoy día se puso en marcha un nuevo mecanismo –así llamado trolling fino– cuando las manipulaciones alcanzan el otro nivel –el de los comentarios– y la desinformación está servida con la salsa de bien preparadas pseudo-citas de pseudo-fuentes. El foro va haciéndose más abierto a las manipulaciones y como consecuencia, más vulnerable, lo que formula nuevos desafíos hacia la ciencia, responder a los cuales no puede solo una disciplina, sino el poder unido del pluralismo epistémico.

Fuentes consultadas

Bajtín, M. (1989). Las formas del tiempo y del cronotopo en la novela. Ensayos sobre Poética Histórica. Teoría y estética de la novela. Madrid, España: Taurus.

Bekarev, A. (2007). Espacio social y tiempo: análisis de la deconstrucción. En. N.I. Lobachevskogo. Núm. 6. pp. 282-287. Rusia: Vestnik Nizhegorodskogo universiteta im.

Bonet, P. (05.04.2016) El Kremlin habla de ataque informativo al PAÍS y denuncia “putinofobia”. Disponible en: https://elpais.com/internacional/2016/04/04/actualidad/1459783216_893046.html.

Castro, C. (13.11.2017). La maquinaria rusa ganó la batalla ‘online’ del referéndum ilegal. Disponible en: https://elpais.com/politica/2017/11/12/actualidad/1510500844_316723.html.

Cebrían, B. (23.11.2017). Rusia está ocupando instalaciones militares soviéticas en el Ártico. Disponible en: https://elpais.com/internacional/2017/11/07/actualidad/1510070788_151567.html.

Cortázar, J. (1962). Historia de Cronopios y de Famas. Buenos Aires, Argentina: Minotauro.

Corval, X. (2010). Desafíos y logros de la democracia electrónica. En Democracia Electrónica ¿Qué desafíos para América Latina? Santiago de Chile: Publicaciones Le Monde Diplomatique.

Delgado, F. y Rist, S. (ed.). (2016). Ciencias, diálogo de saberes y transdisciplinariedad: aportes teórico metodológicos para la sustentabilidad alimentaria y del desarrollo. La Paz, Bolivia: Plural Editores.

Elola, J. (16.05.2015). La transformación digital de EL PAÍS, compartir noticias en la era del móvil. Disponible en: http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2015/05/16/actualidad/1431793116_192357.html.

Laszlo, E., Grof, S. y Russell, P. (2003). The Consciousness Revolution: a Transatlantic Dialogue. Las Vegas, Estados Unidos: Elf Rock Productions.

Lippert, P. (1997). Internet: the new agora? En Interpersonal Computing and Technology: An Electronic Journal for the 21st Century. Vol. 5. Núm. 3-4. pp. 48-51.

Mcluhan, M. (1962). The Gutenberg Galaxy: The Making of Typographic Man. Canadá: University of Toronto Press.

Mitchell, W. (1995). City of bits. Massachusetts, Estados Unidos: The MIT Press.

Ramírez, S. (2006). Unidad de la ciencia y pluralismo epistémico: dos proyectos epistemológicos con objetivos políticos comunes. En Ludus Vitalis. Vol. XIV. Núm. 25. pp. 75-94.

Rist, S. (2002). Si estamos de buen corazón, siempre hay producción: Caminos en la revalorización de formas de producción y de vida tradicional y su importancia para el desarrollo sostenible. La Paz, Bolivia: PLURALAGRUCO-CDE.

Ruiz, C. (2010). Español actual: Globalización e interculturalidad Decires. En Revista del Centro de Enseñanza para Extranjeros. Vol. 12. Núm. 14. pp. 75-89.

Schmukler, R. (2017). Pluralismo epistémico y pluralismo político: la gestión de la república. En Ciencias Administrativas. Núm. 9. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=511653847006.

Sevillano, L. (22.09.2017). EL PAÍS revalida su liderazgo digital en España. Disponible en: https://elpais.com/elpais/2017/09/22/actualidad/1506083987_731912.html.



Fecha de recepción: 7 de noviembre de 2018

Fecha de aceptación: 8 de mayo de 2020


DOI: http://dx.doi.org/10.29092/uacm.v17i44.803


* Profesora titular de la Cátedra de Lenguas Románicas de la Universidad Militar del Ministerio de Defensa de Federación Rusa, Rusia. Correo electrónico: zenenko@mail.ru

** Profesora titular de la Cátedra de Lenguas Románicas de la Universidad Militar del Ministerio de Defensa de Federación Rusa. Rusia. Correo electrónico: global.world@list.ru

Volumen 17, número 44, septiembre-diciembre, 2020, pp. 315-334

ISSN versión electrónica: 2594-1917

ISSN versión impresa: 1870-0063