Reseñas

Esperanza Ignacio Felipe, Sin nombre. Fotografía

El exilio y lo funerario como condición
escrituraria de nuestros tiempos

Mehdi Mesmoudi

Cassigoli, R. (2016). El exilio como síntoma: literatura y fuentes, México-Santiago de Chile: unam/Metales pesados.

 

Cuando hay que volver a partir,

volvemos a recordar lo que tuvimos que dejar.

Rossana Cassigoli

 

El exilio es “la fundación de una morada que se esculpe en el aire” (Cassigoli, 2016, p. 95), el lugar ajeno de un vacío propio, un vacío que no es neutro, blanquecino, transparente, soberano. Es un vacío que refleja una déchirure, que expresa una herida que se deleita nostálgicamente por el ser mismo de la herida, una herida que deviene hernia y viceversa. Frente a la circunstancia del exilio solo es posible existir mediante la resistencia, que se manifiesta y se despliega en el hecho de recordar y en el gesto de la escritura. Quizá el exilio sea posible solo en la escritura, como texto que sirve de pretexto para recopilar y reorganizar los distintos paratextos perdidos y marginados que guardan una suerte de poética hipertextual del exilio.

Hay textos que desde la primera mirada se divisa su extremo cuidado, su delicado tratamiento en las distintas regiones del libro. El exilio como síntoma: literatura y fuentes, de Rossana Cassigoli, es un testimonio que, en primer lugar, abarca desde la tarea imposible de teorizar en torno a la experiencia del exilio y, desde ese lugar, la incapacidad de reconstruir una biografía –eso implica una renovación constante y necesaria del “pacto autobiográfico” de Philippe Lejeune–, y en segundo lugar, un diagnóstico sociocultural de las sociedades de finales de la primera mitad del siglo xx frente a los totalitarismos y los campos de concentración, sin obviar el episodio del exilio chileno de los 70, en relación al concepto de “culpabilidad colectiva” y la utopía del perdón como un problema contemporáneo en la historia de la cultura occidental; es decir, el perdón como el principio de una auténtica acción política de redención interiorizada de carácter individual y no un mero gesto de arrepentimiento que se difumina entre la multitud. Dicho también de otro modo, y siguiendo con la reflexión de la autora en torno al acontecimiento político de Nelson Mandela y su empresa del perdón nacional, las verdaderas causas colectivas empiezan por decisiones personales sinceras y no por decretos de Estado. Por esta razón, a juicio de la autora y apelando al espíritu de Humberto Giannini, el perdón jugaría del lado de las emociones y lo humano y no en el ámbito de lo político. Me atrevería a plantear que el perdón –ya que adolece de un estatuto jurídico– formaría parte de la creencia, concebida y teorizada por Michel de Certeau.

Desde la portada se puede observar un sobre manila arrugado, magullado, con manchas, roto –en francés (déchiré), desgarrado, descuartizado, descuidado; pero, descuidado por el paso del tiempo y “los golpes que da la vida”, diría César Vallejo– por algunos márgenes y con un sello circular que apunta a su procedencia: Budapest, donde todo, absolutamente todo, empezó para Rossana Cassigoli Salamon. El título es otra muestra de un libro que no se parece en nada a los que abarrotan las estanterías de las bibliotecas y se eleva de aquellos que han irrumpido en el dominio del exilio, los campos de concentración y los maltratos inhumanos a los que se ha sometido a una población importante del mundo. Este libro no está hecho para formar parte de una biblioteca pública, sino para figurar celosamente en los lugares más íntimos e inconfesables de nuestras moradas. La editorial Metales pesados es una paradoja al tratarse de la fragilidad humana, la condición paria y disgregada de nuestra autora y su más que irresoluble desafío. Hay algo que también llama la atención y es que en solapa no aparece la imagen de la autora. Es, más bien, la escritura de su texto –acompañada por una genealogía visual o fotográfica de su familia– que se hace presente y precede su existencia escritural.

En el ámbito académico es muy raro contar con un libro inmensamente autobiográfico donde incluso se cuenta con dos apartados: “Boceto de prosopopeya” (p. 31-48) y “Casa materna, libros paternos” (p. 85-89), que aparecen en el libro irruptivamente, repentinamente; una narración de la experiencia de la infancia a partir de unas fotos familiares y unas entrevistas a íntimos y cercanos. Este proceso de excavación etnográfica permite hurgar en el dominio de la memoria y con ello reconstruir episodios obscuros, insondables, inalcanzables de un testimonio a su vez atravesado por una serie infinita de testimonios, como si se tratara de un pozo sin fondo de voces que se escuchan intermitentemente y sin piedad. Por esta razón, esta experiencia de la experiencia autobiográfica se convierte en un acto fallido, donde “la memoria irruptiva” visibiliza una condición dual de “asimilación y extranjería” en pugna incansable, desoculta un “trastorno de la lengua” no del origen idiomático con que se acaricia esta “fractura de la biografía”, conllevando a la dolorosa sensación de un “retorno imposible”, irresoluto, siempre abierto a las disquisiciones de la recordación y la escritura. Ambos gestos sugieren un ejercicio de inscripción mnémica, de trazar algo, marcar algo en una zona arenosa y ondulante.

Rossana Cassigoli se erige en este libro como una mensajera –cuestión peculiar al interior de la tradición judía– advenediza de un nuevo espacio, aunque marcado por una doble experiencia del exilio: el primero con que inicia su andadura biográfica en Hungría, y el segundo, que es más cercano y se trata del exilio chileno, sin olvidar el proceso insalvable de la asimilación en la sociedad mexicana del último tercio del siglo pasado. Esta condición de separación, marginación, despersonalización, conlleva a la autora a una “introspección domiciliaria” que exige de una exploración arqueoidentitaria sin precedentes. Solo en el arrinconamiento y en los márgenes se hacen las preguntas verdaderas, los cuestionamientos legítimos, que conducen a discutir la condición humana entera, y obliga a irrumpir en las regiones exacerbadas de lo íntimo, lo familiar, los asuntos de la piel, la voz, el tono, la gesticulación, la lengua materna. Solo en la noción “fuera de lugar” –en la expresión de Edward Said– se vive o se experimenta el exilio como un síntoma permanente, como marca que forma una escritura, como forma que marca, hiere y condiciona toda escritura, como fantasma, como refugiado, como “extranjero no invitado”, como un sujeto que aparece y desaparece constantemente, un sujeto “emplazado” (Foucault, 2015[1969], p. 19) que atiende (attend) y espera.

Ante la crisis del libro en la nueva disposición editorial, junto con la aparición de espacios digitales y virtuales y el auge del fenómeno best-seller, encontrarnos con un libro de las características de El exilio… nos obliga a discutir sobre la escritura, no como un proceso derivado de la escritura alfabética siguiendo con la reflexión que lleva a cabo Derrida, sino que goza de una articulación propia y unos mecanismos de funcionamiento autónomos que construye principios de realidad que guardan una relación de paralelismo o de vecindad con las realidades alusivas, teniendo en cuenta que del exilio no se regresa nunca.

Una escritura que se arriesga a expresar y experimentar esta condición de exilio es capaz de ser honesta consigo misma, tener pudor hacia sus lectores y, al mismo tiempo, la valentía de aspirar a un resquicio de la eternidad. Un libro que nos recuerda que todavía existen “textos placenteros” (Barthes, 1993 [1973], pp. 31-36). Un libro de esta envergadura visionaria es el camino para construir y establecer una poética de la memoria para contrarrestar las empresas colectivas del perdón y los rituales del olvido.

Fuentes consultadas

Barthes, R. (1993). El placer del texto y lección inaugural (10ª. ed., trads. Nicolás Rosa y Oscar Terán). México: Siglo xxi. (Trabajo original publicado en 1973)

Foucault, M. (2015). ¿Qué es el autor? Apostillas a ¿Qué es un autor? por Daniel Link (2ª. ed., trad. Silvio Mattoni), México: El Cuenco de Plata. (Trabajo original publicado en 1969)

Volumen 15, número 36, enero-abril, 2018, pp. 391-394
ISSN versión electrónica: 2594-1917
ISSN versión impresa: 1870-0063

Gran diccionario de anglicismos

Sofía Kamenetskaia*

Rodríguez González, Félix. (2017). Gran diccionario de anglicismos, Madrid: Arco/Libros.

Acaba de darse a luz en España el Gran diccionario de anglicismos bajo el sello editorial de Arco/Libros, institución seria que respalda publicaciones lingüísticas de importancia que aportan al conocimiento de nuestra lengua. El autor del volumen es Félix Rodríguez González, catedrático del Departamento de Filología Inglesa de la Universidad de Alicante, y que cuenta en su quehacer lexicográfico con obras como Diccionario de terminología y argot militar (2005), Diccionario gay-lésbico (2008), Diccionario de sexo y erotismo (2011), Diccionario de la droga (2014), sin dejar de mencionar el antecedente directo del repertorio que nos ocupa, Nuevo Diccionario de Anglicismos, editado en 1997 en coautoría con Antonio Lillo Buades. Todos estos elementos en conjunto, además del prestigio de la editorial, la vasta experiencia lexicográfica y la autoridad en el manejo del inglés, auguran gran peso y reputación para dicho libro.

La obra en cuestión incluye 4500 entradas del español general, léxico completamente actualizado que refleja el uso real de las voces y expresiones del inglés en el español peninsular procedentes de tales ámbitos, como las tecnologías, la informática, la moda, el deporte, la música pop, el mundo de la droga, el erotismo, el ocio, etcétera. El diccionario cuenta con un amplio corpus de referencias basado, sobre todo, en las fuentes periodísticas de mayor circulación en España, tanto impresas como digitales, así como en foros, blogs y las bases de datos de la Real Academia Española (crea, corde y corpes xxi), obras lexicográficas de importancia, como el Diccionario de español actual, Diccionario de la lengua española de la rae, Vox, Larousse, Clave, además de consultas a informantes de distintas edades y niveles culturales, sin dejar de olvidar los repertorios de la droga y del erotismo confeccionados por el autor. Todos estos datos han permitido proporcionar anotaciones del ámbito temático a que pertenecen, frecuencia de uso, pronunciación, indicaciones etimológicas, sinónimos y traducciones de las voces tratadas, citas que documentan fidedignamente el uso real de este léxico a partir de la segunda mitad del siglo pasado y hasta nuestros días. Asimismo, el criterio descriptivo de la realización de la obra y no normativo hace este volumen funcional, que ayuda al interesado a resolver los problemas cotidianos del discurso oral y escrito, además de convertirlo, como lo apunta en su presentación, en: “una guía insustituible” para todo aquel que “desee profundizar en el conocimiento y en el uso consciente de su propia lengua”.

Por la metodología presentada y los criterios aplicados, no se cuenta todavía con ningún diccionario que recoja de manera exhaustiva los anglicismos de uso en España en su forma cruda ni adaptada. Frente a los vocablos que ya entraron al español europeo desde hace mucho tiempo y se quedaron en él como habituales, tanto en el léxico hablado como en el escrito, se cuentan: bar, box, club, fax, film, hobby, hot dog, jean(s), lunch, parking, short(s), show, smoking, y se añaden los anglicismos de reciente incorporación: blog, brunch, dron, flash, hashtag, lifting, link, mall, podcast, roaming, selfie, single, smartphone, snack, por mencionar algunos. Aunque es un libro dedicado exclusivamente al uso peninsular del español, por lo que no encontramos las voces y expresiones tan familiares en la variedad dialectal mexicana, como boarding pass ‘pasaje de abordar’, refill ‘reabastecimiento’, roomie ‘compañero de cuarto o departamento’, dreamer ‘inmigrante indocumentado que llegó a Estados Unidos siendo niño’, ni el significado de gate como ‘puerta’ sino únicamente como sufijo para formar otros vocablos y como palabra relacionada con el escándalo, ni el sentido de ‘cinta adhesiva’ para scotch, aporta datos sobre el empleo del vocabulario americano, como clóset ‘armario empotrado’, concreto ‘cemento’, emoticón ‘símbolo o imagen para representar estados de ánimo’, laptop ‘computadora portátil’ y las formas adaptadas en los países fuera del continente europeo: jonrón [home run], panqueque [pancake], choping [shopping].

El diccionario está dirigido al usuario promedio, por consiguiente, recoge distintas variantes registradas en el corpus para este trabajo, como back-up (o bakcup, back up) ‘copia de seguridad’, best seller (o best-seller, bestseller, bestséller) ‘libro con gran éxito de ventas’, eye-liner (o eyeliner, eye liner) ‘delineador de ojos’, rock and roll (o rock & roll, rock‘n’ roll, rockandroll, rockandrol, rockanroll, rockanrol) ‘estilo musical’. No obstante, cuando la entrada presenta distinta frecuencia de usos, el autor opta por doble o triple lematización del anglicismo, proporcionando la definición del vocablo bajo la lexía más frecuente sin dejar de ofrecer las otras variantes menos usuales: el condimento a base de tomate se explica en el vocablo ketchup y las variantes registradas de dicha voz: catchup y cátsup, se remiten a éste, el mismo caso se observa en la sigla de disco compacto CD que se define bajo esta entrada, mientras que el ítem cede envía al vocablo más usual. Se podría discutir la pertinencia de proporcionar en entradas independientes pircin y pirsin en vez de presentarlos en una sola de piercing ‘perforación’, ya que estos vocablos no se acompañan de ninguna marca de uso y aparentan más bien formas fónicas de la palabra, pero suponemos que en estos casos el lexicógrafo se basó en los ejemplos que le brindaron opciones escritas para distintas variantes y para no confundir al lector de la obra, lo resolvió de esta manera.

Al revisar las entradas del diccionario llama la atención gran cantidad de nombres propios: de personas reales (Michael Jackson, Shakespeare, Bonnie and Clyde), de personajes ficticios (Peter Pan, Rambo, Popeye, Robin Hood), de lugares (Disneylandia, Hollywood, Silicon Valley, Watergate), competencias deportivas (America’s Cup), equipos (Dream Team), marcas (Golden Delicous, Harley Davidson, Kodak) y sus múltiples derivados o epónimos (baconiano, relativo a Francis Bacon; beatleniano o beatlesco, perteneciente a la música del grupo The Beatles; churchiliano, de Winston Churchill; kennediano o kennedismo, referido a J. F. Kennedy), etcétera. Frente al abrumador número de vocablos de este tipo que atribuyen a la nomenclatura del diccionario el carácter enciclopédico, surge la duda de la necesidad de su inclusión. Al respecto, señala el autor, que introdujo este léxico por el sentido figurado de los nombres propios o por haberse convertido éstos en los vocablos comunes o genéricos con gran frecuencia de uso (Rodríguez, 2017, p. xvii), hecho que pudimos comprobar.

Asimismo, se han recogido como entradas independientes frases y expresiones típicas inglesas de alta frecuencia en el español europeo, por ejemplo: American way of life, go home, ¡hip, hip, hurra!, I’m sorry, is different, ladies and gentlemen, made in, number one, of course, that’s the question, etc.

Uno de los problemas morfológicos que presentan los vocablos ingleses que se han introducido en el español es la formación de sus plurales, ya que son irregulares. En los casos difíciles, el diccionario proporciona este dato, como en barman (pl. barmen, barmans, bármans, bármanes), champú (pl. champús, champúes), cómic (o comic) (pl. cómics), lord (pl. lores), test (pl. test, tests).

Se ha puesto especial atención en las marcas gramaticales que en muchas ocasiones no son tan transparentes en su categoría, así folky ‘cantante de la música folk’, foodie ‘aficionado/a a la comida y bebida’, gayfriend ‘persona amigable con los homosexuales’, ghb ‘droga líquida con efecto de éxtasis’, influencer ‘persona famosa con seguidores en redes sociales’, Internet, se señalan como vocablos empleados en masculino o femenino, en cambio, lease-back (o leaseback) ‘operación financiera’, nonsense ‘palabras sin sentido’, panty (o panti) ‘media’ son masculinos frente a los femeninos: font ‘tipo de letra’, gentry ‘nobleza sin título’, hamburger ‘bocadillo de carne picada’, lager ‘cerveza clara’, network ‘serie de computadoras conectadas entre sí para compartir información’, el verbo leakear ‘grabar y vender el disco ilegalmente antes de que salga a la venta’ se anota como transitivo, mientras que googlear ‘buscar información en internet mediante el motor de búsqueda’ como intransitivo.

Como hemos referido con anterioridad, el diccionario presenta marcas de frecuencia, gran novedad de la obra, útil para el usuario: vocablos muy frecuentes (frec), poco frecuentes (infrec) y obsoletos (obs), por consiguiente, jeep, fitness, shock son voces del primer grupo; black ‘persona de raza negra’, charm ‘encanto’, filter ‘cigarrillo con filtro’ son ejemplos del segundo; mientras que filmlet ‘cortometraje publicitario de corta duración’, pot ‘marihuana’, raglan (raglán o ranglán) ‘abrigo con mangas holgadas’ son palabras que han comenzado a perder la vigencia.

En cuanto a la definición, el proceder del autor de la obra ha sido de acuerdo con la competencia lingüística del lector: la voz o expresión más conocidas para el hablante no necesitan mucha explicación, por lo tanto, sólo presentan el sinónimo español o su traducción: pop corn ‘palomitas de maíz’, suéter ‘jersey’, the end ‘final de una película’. En otros casos, la explicación se hace más necesaria, como en las siguientes muestras: jazz ‘estilo musical de ritmo binario y melodía sincopada, creado a principios del siglo xx en las comunidades negras norteamericanas’, loser ‘persona que falla regularmente en una actividad’, marine ‘soldado de infantería de la marina norteamericana o británica’. Además, para ofrecer una aclaración lo más detallada posible, las definiciones se acompañan con precisos datos enciclopédicos que se proporcionan después de la exposición propiamente o como observaciones, de esta manera el usuario tiene la visión más completa del ítem: katovit nombre comercial de un medicamento antaño popular entre los estudiantes, quienes lo tomaban en vísperas de exámenes debido a su poder estimulante. Se proporcionaba en las farmacias sin receta, lo que unido a su bajo precio lo convirtió en un éxito de ventas. Pero en realidad se trataba de una droga encubierta de tipo anfetamínico, por lo que en 2001 terminó siendo apartada del mercado’; relaxing ‘Relajante. El adjetivo fue popularizado en los medios de comunicación y en la conversación a raíz de la expresión “a relaxing cup of café con leche”, que con un toque spanglish pronunció la alcaldesa de Madrid Ana Botella en un foro tan distinguido y con tanto impacto mediático como fue la reunión celebrada por el Comité Olímpico Internacional (coi) en Buenos Aires el sábado 7 de septiembre de 2013 para seleccionar la sede que ha de albergar a los Juegos Olímpicos de 2020. La frase fue impactante y chocante para numerosos oyentes y terminó siendo objeto de numerosas chanzas, por las características del discurso y el contexto en que se enmarcaba, lo que contribuyó a su difusión’; o single, artículo por demás completo que presenta comentarios sobre las diferencias connotativas entre el soltero como ser solitario e incompleto frente a single, individualista, autónomo e independiente.

El diccionario ilustra cada acepción de anglicismos con ejemplos que apoyan la definición y aportan datos enciclopédicos que en su conjunto coadyuvan al mejor entendimiento de palabra extranjera en el léxico español.

Una de las características del español de los últimos años es la incorporación desmedida de vocablos procedentes del inglés. Esta obra, por todos los elementos que posee y que acabamos de mencionar, representa una sólida y exhaustiva herramienta para su manejo y un manual utilísimo para el hablante inmerso en esta realidad lingüística.

* Profesora-investigadora de tiempo completo de la Academia de Lenguaje y Pensamiento de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (uacm).

Normas para la recepción de originales

Esperanza Ignacio Felipe, Sin nombre. Fotografía

Arbitraje

1. El Comité Editorial remitirá al autor acuse de recibo de su trabajo en un plazo no mayor de un mes, y en el plazo de un año (que podría ampliarse en circunstancias extraordinarias) le remitirá la resolución final sobre el mismo.

2. Para ser publicado en la Revista Andamios, todo artículo será sometido a una fase de selección y a un proceso de dictamen. En la primera fase, el Comité Editorial seleccionará los artículos que correspondan con las áreas temáticas tratadas en la revista y que cumplan con los requisitos académicos indispensables de un artículo científico.

3. Las contribuciones serán sometidas al dictamen de dos especialistas en la materia correspondiente. Cuando el autor pertenezca a la uacm, su trabajo necesariamente será dictaminado por árbitros externos a esta institución. En caso contrario los árbitros podrán ser internos o externos a la uacm. Si existe contradicción entre ambos dictámenes, se procederá a una tercera evaluación que se considerará definitiva. El proceso de dictaminación será secreto y no se dará información nominal respecto a éste. Una vez emitidas las evaluaciones de los árbitros consultados, se enviará a los autores el acta de dictamen, y éstos tendrán un plazo no mayor de tres semanas para entregar la versión final del artículo con las correcciones pertinentes. El Comité Editorial de la revista verificará la versión final con base en los dictámenes e informará a los autores en qué número de la revista será publicado su trabajo. Las colaboraciones aceptadas se someterán a corrección de estilo y su publicación estará sujeta a la disponibilidad de espacio en cada número. En los casos en los cuales el número de colaboraciones dictaminadas favorablemente para la sección Dossier exceda el espacio destinado al mismo, el Comité Editorial se reserva el derecho de determinar cuáles de ellas se ajustan más a los lineamientos establecidos en la convocatoria. En ambas fases la decisión será inapelable.

4. El envío de cualquier colaboración a la revista implica no sólo la aceptación de lo establecido en estas normas editoriales, sino la auto­rización al Comité Editorial de Andamios, Revista de Investigación Social para la inclusión del trabajo en su página electrónica, reimpresiones, colecciones y en cualquier otro medio que se decida para lograr una mayor y mejor difusión del mismo. En la versión electrónica, las contribuciones serán publicadas en formato html, pdf, ePub, xml sps y xml Marcalyc.

Políticas generales

1. Los trabajos enviados a Andamios. Revista de Investigación Social deberán ser investigaciones de alta calidad académica en materia de ciencias sociales y humanidades.

2. Las contribuciones deberán ser originales y cumplir con todas las normas editoriales establecidas por esta publicación para ser consideradas y sometidas a dictaminación.

3. El envío o entrega de un trabajo a esta revista compromete a su autor a no someterlo simultáneamente a la consideración de otras publicaciones.

4. El envío de cualquier colaboración a la revista implica la aceptación de lo establecido en estas normas editoriales y la autorización al Comité Editorial de Andamios. Revista de Investigación Social para que difunda su trabajo en la revista, en la página electrónica de la misma, en reimpresiones, en colecciones y en cualquier base de datos o sistema de indización impreso o electrónico que se decida para lograr una mayor y mejor difusión del mismo.

Esta revista está bajo una licencia Creative Commons México 2.5. Está permitida la reproducción y difusión de los contenidos de la revista para fines educativos o de investigación, sin ánimo de lucro, siempre y cuando éstos no se mutilen, y se cite la procedencia (Andamios, Revista de Investigación Social) y al autor.

Los derechos patrimoniales de los artículos publicados en Andamios. Revista de Investigación Social son cedidos por el(los) autor(es) a la Universidad Autónoma de la Ciudad de México una vez que los originales han sido aceptados para que se publiquen y distribuyan en la versión electrónica de la revista. Sin embargo, tal y como lo establece la ley, el(los) autor(es) conserva(n) sus derechos morales. El(los) autor(es) recibirá(n) una forma de cesión de derechos patrimoniales que deberá(n) firmar una vez que su original haya sido aceptado. En el caso de trabajos colectivos bastará la firma de uno de los autores, en el entendido de que éste ha obtenido el consentimiento de los demás.

Los autores podrán usar el material de su artículo en otros trabajos o libros publicados por ellos mismos, con la condición de citar a Andamios como la fuente original de los textos.

Los artículos contenidos en esta publicación son responsabilidad de sus respectivos autores y no comprometen la posición oficial de Andamios. Revista de Investigación Social de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Secciones de la revista

Los trabajos podrán integrarse en las secciones que conforman la revista de acuerdo con los siguientes criterios.

1. Artículos para Dossier. Trabajos de investigación que se ajustan a la convocatoria de la sección monográfica coordinada por destacados especialistas en ciencias sociales y humanidades. Este apartado se cambia de número en número de acuerdo con el tema específico, objeto de reflexión en particular.

2. Artículos. Trabajos de naturaleza teórica o aplicada que contribuyan a difundir los temas, problemas y discusiones en cualquier área de las humanidades y las ciencias sociales. Esta sección se encuentra permanentemente abierta, pero en caso de que el artículo se considere publicable se enlistará entre los que han sido considerados de la misma forma con anterioridad, por lo que se indicará a su debido tiempo el número en el que aparecerá impreso el texto.

3. Reseñas. Comentarios críticos de alguna novedad bibliográfica significativa para el mundo de las humanidades y las ciencias sociales, sea nacional o extranjera.

Datos del autor

Todas las contribuciones deberán anexar en una hoja aparte del texto los datos completos del autor (institución, dirección postal, dirección electrónica y teléfono) y una breve reseña curricular (estudios, grado académico, nombramiento e institución de adscripción, líneas de investigación y principales publicaciones —en el caso de los libros se deberá mencionar el título del mismo, el lugar de edición, la editorial y el año—). En el caso de coautorías, deberán incluirse los datos de todos los colaboradores.

Lineamientos editoriales

1. Sólo se dictaminarán los trabajos que cumplen cabalmente con las normas de recepción de originales, políticas generales y lineamientos editoriales especificados en la revista Andamios. Revista de Investigación Social.

2. Las contribuciones rigurosamente inéditas deberán presentarse con letra Arial de 12 puntos, a interlineados doble, numeradas, con márgenes superior e inferior de 2.5 cm, e izquierdo y derecho de 3 cm.

3. Las contribuciones para las secciones “Artículos para Dossier” y “Artículos” deberán tener como mínimo 15 cuartillas y como máximo 28 (incluyendo notas, gráficas, tablas, citas y bibliografía; no se aceptarán fotos); y las “Reseñas” no deberán superar las cinco cuartillas.

4. Se recomienda que el título no exceda de 70 caracteres, incluyendo espacios.

5. Las contribuciones, salvo reseña, deberán anexar: a) Un resumen en español y otro en inglés que no supere, cada uno, las 120 palabras y que destaque las principales aportaciones y conclusiones del artículo, así como la originalidad y el valor (aportación y relevancia) del escrito; y b) Un listado de cinco palabras clave en español e inglés que identifiquen el contenido del texto.

6. Las reseñas deberán ser de libros académicos actuales (publicados como máximo el año inmediato anterior) o de nuevas ediciones de clásicos que vale la pena revisar a la luz de las problemáticas vigentes.

7. Cada párrafo, a partir del 2º, deberá comenzar con sangría.

8. El aparato crítico se presentará de acuerdo con el formato utilizado por la American Psychological Association (apa). Puede consultarse en la dirección electrónica: http://normasapa.net/2017-edicion-6/

9. Si el artículo contiene citas textuales menores de cinco líneas, éstas deberán ir en el cuerpo del texto, entre comillas. Si la extensión es mayor, deberán escribirse en párrafo aparte, con sangría en todo el párrafo, sin comillas, en el mismo tamaño de letra (Arial 12) y en espacio sencillo. Cuando la cita contenga agregados y omisiones del autor, éstos deberán encerrarse entre corchetes.

10. Para las obras a las que se haga referencia dentro del cuerpo del texto se usará el sistema autor-año, con las páginas citadas cuando sea el caso. Entre paréntesis se incluirá el apellido del autor [coma] el año en que se publicó la obra [coma] p. Y páginas citadas. Ejemplo:

Con respecto a la relación entre el azar y el conocimiento, “la cantidad de azar presente en el universo, o la cantidad de él que interviene en los procesos naturales, no tiene más límite que el de avance del conocimiento” (Wagensberg, 1985, p. 22).

11. Cuando se haga referencia en términos generales a una obra particular de un autor, se deberá indicar entre paréntesis el año de publicación de la misma. Cuando varias obras del mismo autor se hayan publicado el mismo año, se distinguirán añadiendo una letra al año. Ejemplo:

La teoría de la acción Parsons (1974a) parte de la consideración del acto unidad.

Parsons (1974b) considera que el sistema social tiene como función primaria la integración.

12. El autor deberá asegurarse de que las citas incluidas en el texto coincidan con todos los datos aportados en la bibliografía.

13. Cuando se mencione la obra de un autor, el título de la misma deberá ponerse en cursivas.

14. Las notas explicativas se situarán a pie de página, a espacio sencillo, con letra Arial 12 puntos.

15. Al final del texto deberá figurar un listado completo de la bibliografía empleada (en orden alfabético) con los siguientes formatos y con sangría francesa:

Libro:

Apellido, A. A. (Año). Título. Ciudad, País: Editorial

Libro con editor:

Apellido, A. A. (Ed.). (Año). Título. Ciudad, País: Editorial.

Libro electrónico:

Apellido, A. A. (Año). Título. Recuperado de http://www…

Libro electrónico con doi:

Apellido, A. A. (Año). Título. doi: xx

Capítulo de libro:

Únicamente en os casos de libros compilatorios y antologías donde cada capítulo tenga un autor diferente y un compilador o editor: Apellido, A. A., y Apellido, B. B. (Año). Título del capítulo o la entrada. En A. A. Apellido. (Ed.), Título del libro (pp. xx-xx). Ciudad, País: Editorial.

Publicaciones periódicas formato impreso:

Apellido, A. A., Apellido, B. B, y Apellido, C. C. (Fecha). Título del artículo. Nombre de la revista, volumen(número), pp-pp.

Publicaciones periódicas con doi:

Apellido, A. A., Apellido, B. B. y Apellido, C. C. (Fecha). Título del artículo. Nombre de la revista, volumen(número), pp-pp. doi: xx

Publicaciones periódicas online:

Apellido, A. A. (Año). Título del artículo. Nombre de la revista, volumen (número), pp-pp. Recuperado de http:/ /www…

Artículo de periódico impreso:

Apellido A. A. (Fecha). Título del artículo. Nombre del periódico, pp-pp. O la versión sin autor: Título del artículo. (Fecha). Nombre del periódico, pp-pp.

Artículo de periódico online:

Apellido, A. A. (Fecha). Título del artículo. Nombre del periódico. Recuperado de http:/ /www…

Tesis de grado:

Autor, A. (Año). Título de la tesis (Tesis de pregrado, maestría o doctoral). Nombre de la institución, Lugar.

Tesis de grado online:

Autor, A. y Autor, A. (Año). Título de la tesis (Tesis de pregrado, maestría o doctoral). Recuperado de http://www…

Referencia a páginas webs:

Apellido, A. A. (Fecha). Título de la página. Lugar de publicación: Casa publicadora. Recuperado de http://www…

Fuentes en CDs:

Apellido, A. (Año de publicación). Título de la obra (edición) [CD-ROM]. Lugar de publicación: Casa publicadora.

Películas:

Apellido del productor, A. (productor) y Apellido del director, A. (director). (Año). Nombre de la película [cinta cinematográfica]. País: productora.

Serie de televisión:

Apellido del productor, A. (productor). (Año). Nombre de la serie [serie de televisión]. Lugar: Productora.

Video:

Apellido del productor, A. (Productor). (Año). Nombre de la serie [Fuente]. Lugar.

Podcast:

Apellido, A. (Productor). (Fecha). Título del podcast [Audio podcast]. Recuperado de htpp://www…

Foros en internet, lista de direcciones
electrónicas y otras comunidades en línea:

Autor, (Día, Mes, Año) Título del mensaje [Descripción de la forma] Recuperado de htpp://www…

16. Se recomienda evitar el uso de palabras en idioma distinto al español y de neologismos innecesarios. Si es inevitable emplear un término en lengua extranjera (por no existir una traducción apropiada), deberá incluirse entre paréntesis o como nota de pie de página, la traducción al español o una breve explicación del término.

17. En caso de que el artículo tenga citas en idioma distinto al español, éstas deberán traducirse a esta lengua.

18. La primera vez que se utilicen siglas o acrónimos deberán escribirse entre paréntesis e ir antecedidos del nombre completo.

Para más especificaciones sobre la citación, puede remitirse a la página del APA en la siguiente dirección: http://normasapa.net/2017-edicion-6/

Envío de colaboraciones

Toda contribución deberá enviarse como archivo adjunto vía electrónica al correo: andamios@admin.uacm.edu.mx

Contacto

Universidad Autónoma de la Ciudad de México, Calle Prolongación San Isidro Nº 151, Cubículo E-102, Col. San Lorenzo Tezonco, Deleg. Iztapalapa, C.P. 09790, Ciudad de México. Tel. 58501901 ext. 14402. Correo electrónico: andamios@admin.uacm.edu.mx

Página electrónica: http://www.uacm.edu.mx/andamios

Andamios, Revista de Investigación Social

del Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales

fue impresa el 6 de enero de 2018

en el taller de impresión de la Universidad

Autónoma de la Ciudad de México, San Lorenzo 290,

Col. Del Valle, Delegación Benito Juárez

con un tiraje de mil ejemplares.